sábado, 2 de abril de 2011

El mundo no está preparado para tanta genialidad...

2 comentarios:

  1. es como el perro que persigue un auto, no sabria que hacer si lo alcanza!

    ResponderEliminar